Las Telecomunicaciones durante el Apagón-(Debriefing 9/27/2016)

La Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, reconociendo su rol antes, durante y después de una emergencia o desastre, está conforme a la Ley Núm. 211 del 2 de agosto de 1999, (Ley de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres),  a cargo del  llamado Emergency Support Function #2 (ESF#2) dentro del entramado de manejo de emergencias del País. ESF#2 implica coordinar la restauración de la infraestructura de telecomunicaciones, coordinar el apoyo de comunicaciones a los esfuerzos de respuesta estatales, federales y municipales, facilitar el envío de información a los funcionarios de seguridad pública y asistir en la estabilización y restablecimiento de los sistemas y aplicaciones durante incidentes de ataques cibernéticos.

El sector de  telecomunicaciones, fundamentalmente privado, es primariamente responsable de proteger sus activos y sus infraestructuras, reconociendo el alto interés público de esa función.

De estas realidades nace el Acuerdo de nuestra agencia con el Comité de la Industria de Telecomunicaciones para el Manejo de Emergencias (CITME). Conforme al Acuerdo, durante una situación de emergencia declarada, como lo fue el apagón de la semana pasada, las diversas compañías de telecomunicaciones reportan a la Junta su status y gestiones de recuperación y la Junta lidera y coordina el esfuerzo de restablecimiento a nivel estatal. Asimismo, la Junta mantiene al público informado de las diversas situaciones, lo cual se ha tornado mucho más eficiente y continuo recientemente, vía redes sociales como Twitter (@jrtpronline), la cual, además resulta gratuita al Estado.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) también ha adoptado varias guías para la continuidad de las comunicaciones durante eventos de emergencia. Una, es que los clientes puedan acceder los servicios del 911. Pero de particular importancia en lo que concierne al reciente apagón, es la obligación de las ETCs (Elegible Telecommunications Carriers), de certificar que pueden mantenerse funcionales en situaciones de emergencia. Durante el evento de la semana pasada, las ETCs trascendieron todas las métricas mínimas legales, resistiendo la falla de +48 horas exitosamente. Claro, compañía que en los últimos años ha invertido más del doble del dinero que lo que le fuera requerido al adquirir PRTC de Verizon, mantuvo su servicio wireline 100% arriba durante el evento, y aunque inicialmente sufrió el impacto del apagón en la operación wireless, pudo recuperarse rápidamente, al nivel de las demás que reportaron.  De hecho, las compañías inalámbricas que reportaron dentro del CITME a la Junta (Claro, ATT, OpenMobile y al final T-Mobile), operaron continuamente, si bien con fallas razonables en algunas radio-bases, y siempre muy por encima del nivel de lo que se esperaría en un apagón de gran longitud, como el de la semana pasada.

De hecho, puedo afirmar que las comunicaciones electrónicas del Estado durante la emergencia, así como las de los ciudadanos, vía redes sociales, textos, OTTs (Whatsapp, Messenger), e incluso servicio de voz  (contraindicado durante emergencias), estuvieron arriba de forma funcional y satisfactoria, dentro y sobrepasando expectativas durante el evento.

Para referencia, las normas legales aplicables son: 

  1. 47 CFR 12.4, 12.5: Power Back-Up-
  • Oficinas Centrales que sirva al PSAP – 24 horas;
  • Fixed landline ; fixed wireless 8 horas;
  1. Power Back-Up AT&T (Fuente: Petición Revisión Bienal ETC): 47 CFR 54.202(a)(2)-
  • Switches, todos tienen battery back-up y planta;
  • Radiobases o cellsites, todos tienen back-up o resguardo de baterías; de estas, las consideradas “críticas tienen planta. Todas se pueden conectar a generadores portátiles;
  1. Resguardo o power back-up de Claro (Fuente: Petición Revisión Bienal ETC): 47 CFR 54.202(a)(2) cantidad razonable de energía de resguardo para asegurar funcionalidad de las operaciones sin una fuente de energía externa; es capaz de redirigir el tráfico alrededor de las facilidades averiadas; y es capaz de manejar las fluctuaciones de tráfico derivadas de situaciones de emergencia.”

Hay que aclarar que la Junta está siempre pendiente de los derechos de los consumidores de telecomunicaciones y CableTV durante situaciones normales y extraordinarias. Nos comunicamos constantemente con los usuarios vía redes sociales, teléfono (3-1-1, 787-756-0804 e E-mail (radicaciones@jrtpr.pr.gov), y de hecho durante el evento mediamos constantemente para encausar problemáticas y preocupaciones de los usuarios para resolverles sus problemas en coordinación con las diversas compañías.

Es importante notar que ni Voz sobre IP (VoIP), ni sistemas vía CableTV (Liberty) funcionan correctamente cuando no hay servicio eléctrico. Prepanet reportó que su infraestructura de última milla no funciona sin electrificación, a menos que el cliente pudiese electrificar esa parte del sistema. Algo similar ocurre con la planta de Claro IPTV, ya construida en cerca de 35%, pues la  misma tiene resguardos en todas las fases del sistema, pero si el cliente no tiene luz en la casa, el servicio no puede ofrecerse. Otros ISPs importantes, aunque más pequeños que Liberty y Prepanet, como AeroNet y OpticoFiber, reportaron servicio continuo, al menos en sus infraestructuras centrales ya que a nivel del usuario no tuvimos esa información. Sprint  nunca reportó, bajo categoría alguna.

Finalmente, recordemos que la Junta tiene jurisdicción para atender reclamaciones sobre términos y condiciones (T&C) en los contratos de servicios de telecomunicaciones. La mayoría de los T&C, incluyendo compañías que no son ETCs actualmente, (como Liberty, que además opera vía franquicia) tienen salvaguardas cuando la avería es causada por razones no atribuibles a la compañía, como son los eventos de fuerza mayor (force majeure). Ahora bien, si el cliente contrató un “Service Level Agreement (SLA), la Junta sí puede intervenir cuando la compañía no cumple con los T&C del SLA.